Falta de potencia en el motor::

  • Causa.-

Punto de encendido no calado con exactitud.

·         Solución: Para que el motor rinda la potencia efectiva que anuncia su fabricante, el punto de encendido debe estar en el lugar exacto respecto al punto muerto superior del pistón de cada cilindro. Adelantado o retrasado puede ocasionar calentamiento, vibraciones, autoencendido, picado de bielas, amén de falta de potencia. La posición inicial de calado debe ser de 10 grados de adelanto, tal como indican las señales de bloque y polea a este efecto.

  • Causa.-

Avance automático está bloqueado o muelles del distribuidor mal.

·         Solución: Ya vimos que uno de los motivos de mal funcionamiento del motor era un avance automático en el distribuidor defectuoso. Esto influye también en el buen rendimiento del motor.

La reparación pues, consistirá en liberar la acción de los contrapesos y colocar muelles nuevos en su caso.

  • Causa.-

Ballesta-muelle del ruptor con poca fuerza.

·         Solución: Decíamos anteriormente que cuando el motor gira a elevadas revoluciones, los platinos tienden a abrirse por encima de los valores de reglaje, debido al efecto de centrifugación que sufre el contacto móvil. Si esta ballesta ha perdido la fuerza debida, el contacto abrirá excesivamente y se producirán fallos de chispa a alto régimen.

La solución es poner un juego de platinos nuevos incluido la ballesta-muelle.

  • Causa.-

Muelles de válvulas flojos o incluso rotos.

·         Solución: Cuando falta fuerza a los muelles de las válvulas, tienden a rebotar y flotar en sus asientos, con lo que las cotas de admisión y escape quedan alteradas y como consecuencia el llenado del cilindro es malo y la compresión baja, dando lugar a una acusada pérdida de potencia. Si el defecto es muy acusado por estar incluso rotos, la avería será importante si llegan a clavar las válvulas en el pistón.

La solución estriba en poner nuevos muelles de válvulas, ya que restablecer su fuerza es poco menos que imposible.

  • Causa.-

Válvulas y asientos quemados o deformados.

·         Solución: Cuando una o varias válvulas están deformadas, quemadas, o simplemente con fugas debidas a interposición de cuerpos extraños entre ellas y sus respectivos asientos, que pueden padecen los mismos problemas, se producen fugas de compresión, con la consiguiente pérdida de potencia. Si la avería es leve se reacondicionan tanto válvulas como asientos mediante la sencilla operación de esmerilado. Si existen deformaciones hay que proceden a un rectificado de ambos elementos, y después al esmerilado. Si son muy notables, hay que sustituir los elementos por otros nuevos, que también conviene terminar con una operación de ajuste por esmerilado.

  • Causa.-

El árbol de distribución tiene una o varias levas desgastadas.

·         Solución: El árbol de distribución da la medida de alzada de las válvulas. Cuando sufre desgaste apreciable no alcanza los valores previstos y el cilindro no recibe la mezcla necesaria, o no elimina los gases quemados de forma suficiente, según se trate de la válvula de admisión o la de escape, ocasionando falta de potencia en la misma medida del desgaste.

Esta avería no es reparable, en condiciones normales, y es forzoso poner un nuevo árbol de distribución.

  • Causa.-

Mala compresión en uno o varios cilindros.

·         Solución: La potencia de un motor, entre otros factores, es función de su relación de compresión efectiva. Ocurre que bien por haberse partido algún segmento y rallado el cilindro, bien por desgaste natural del juego pistón-cilindro, bien por fugas en las válvulas, la presión real es inferior a la teórica, por las pérdidas hacia el cárter o hacia los colectores.

Si la avería está en las válvulas, proceder como se indica en el punto anterior. Si está en los cilindros, pistones y su segmentación, por desgaste debido al kilometraje recorrido o rotura de segmentos, e incluso pistones, procede la rectificación del bloque a la primera sobre medida útil, con nuevo equipo motor.

  • Causa.-

Falta de presión en la bomba de gasolina.

·         Solución: Cuando la bomba de gasolina funciona con valores de caudal bajos, generalmente a alto régimen, el nivel de la cuba del carburador permanece por debajo del mínimo, empobreciéndose la mezcla y ocasionando notable pérdida de potencia.

La solución estriba en reglar la presión de la bomba de combustible entre 180 y 200 gramos por centímetro cuadrado, procediéndose a su sustitución en caso necesario.

  • Causa.-

Nivel defectuoso de combustible en la cuba del carburador.

·         Solución: Si el nivel está bajo, tiene las consecuencias que se acaban de exponer. Si está alto provoca ahogo del motor, en particular a bajo régimen. Se regla quitando la tapa del carburador, invirtiéndola, y haciendo que el flotador quede a 6 Mm. de la junta de dicha tapa, doblando lo necesario la pletina que le sirve de apoyo.