Motor no arranca / El motor no gira:

Lo primero a tener en cuenta es comprobar que llegue tensión al circuito eléctrico, empezando por los bornes de la batería, desconectador (si lo hubiera), llave de contacto y al terminal del motor de arranque.

  • Causa.-

           Desconectador de batería, si lo tiene, abierto.

  • Solución: La primera comprobación será que el desconectador de batería, caso de tenerlo instalado, está apretado. En otro caso no habrá corriente en ningún servicio.

     

  • Puede suceder que a pesar de estar cerrado, por ser de mala calidad -típicamente de aluminio- el óxido acumulado en los contactos impida o dificulte el paso de corriente. Limpiarlo o sustituirlo por otro de aleación de cobre.

     

  • Causa.-

  • Batería total o parcialmente descargada. Normalmente las luces se iluminan muy tenuemente y se apagan al dar al arranque.

     

  • Solución: Cargar la batería teniendo muy en cuenta controlar el estado de los vasos. Las baterías con mas de dos años de vida hay que reponerlas.

     

  • Para poder arrancar el coche no existe otra solución que puentear con otra batería en paralelo, esto es positivo con positivo y negativo con negativo

     

  • Causa.-

          Conexión entre terminales de la batería y los cables está floja, o existe mal contacto, por sulfatación o suciedad.

  • Solución: Si los terminales están flojos apretarlos convenientemente, con llave de boca fija.

     

  • Lo mas frecuente es que exista mal contacto entre el borne y el terminal, en cuyo caso hay que desmontar el contacto y limpiar las superficies de terminales y bornes, mediante lija o lima fina. Una vez montados de nuevo conviene recubrirlos con vaselina.

  • Causa.-

  • El motor de arranque funciona deficientemente o no funciona. Debemos comprobar si el motor de arranque llega a girar o en caso de no hacerlo, se oye accionarse el mecanismo del automático.

     

  • Solución: Si no gira el motor de arranque, hay que empezar revisando los terminales para seguido, desmontar el conjunto de arranque y comprobar su funcionamiento (escobillas, inducido, rotor...). Si por el contrario, el motor de arranque gira, entonces el problema está en que no engrana con la corona dentada del volante de inercia del motor. Lo habitual es un fallo en el mecanismo del automático (el piñón gira loco, sin acercarse a la corona). Sustituir el piñón.

  • Causa.-

El motor está agarrado

  • Solución: Después de un largo periodo de inactividad, especialmente en condiciones de alta humedad o de circular con un nivel de aceite insuficiente, es posible que uno o varios pistones se queden agarrados. En este caso, nos enfrentamos a una avería potencialmente peligrosa, puesto que pueden producirse daños en la superficie de los cilindros, que precisen de una intervención costosa. En caso de observar el motor agarrado, se puede tratar de soltarlo introduciendo la 4ª velocidad y sin embragar, proceder a empujar el coche en movimientos de vaivén, hacia delante y hacia atrás. Previamente habremos tomado la precaución de soltar las bujías y verter aceite de motor hacia el interior de los cilindros por los agujeros de las bujías. En ningún caso se debería lanzar el coche por una cuesta con el embrague pisado y soltarlo al coger velocidad, puesto que en caso de un agarramiento importante, podemos ocasionar más daños y encarecer la reparación (Rotura de cigüeñal, bielas o daños irreparables en las paredes de los cilindros...).  

 

Motor no arranca / El motor si gira:

 

Si el motor gira al accionar el arranque, tenemos multitud de posibles causas para que no termine de arrancar. Lo primero es realizar una inspección ocular de los cables de bujía y comprobar que estén todos en su sitio, si disponemos de filtro de gasolina a la entrada del carburador, ver si tiene gasolina y a partir de ahí, seguir los siguientes procedimientos:

  • Causa.-

El motor gira muy despacio o sin fuerza.

  • Solución: Antes de nada, comprobar el estado de la batería. Si no tiene suficiente carga, el motor de arranque no tendrá fuerza para mover con suficiente velocidad el motor y el arranque no se producirá o costará hacerlo.

  • Causa.-

No llega chispa a las bujías.

 

  • Solución: Comprobar si nos llega chispa a las bujías. Para ello procederemos a soltar una a una y mientras otra persona acciona el arranque, acercaremos un terminal cada vez al bloque de motor, para comprobar que salte chispa. Si todas las bujías tienen chispa, habrá que comprobar las bujías, sustituyéndolas en caso de estar deterioradas. Si no les llega o es pobre, empezaríamos por cambiar los cables, y a continuación, comprobar los elementos eléctricos que provocan la chispa: Tapa rotor (No debe presentar fisuras o manchas de humedad. De forma provisional, se le puede aplicar un producto antihumedad), platinos (Deben tener la separación correcta de 0,5 Mm. y no estar desgastados o quemados. A tener en cuenta que si usamos una lija fina para limpiar los contactos, deberemos realizar el ajuste con una galga calibrada), condensador y bobina de encendido (Estos elementos son de difícil comprobación, por lo que es mejor realizar su sustitución, para comprobar si son la causa de la avería. Las bobinas de encendido suelen presentar fallos sobre todo con el motor muy caliente).

 

  • Causa.-

Cables de bobina de encendido al distribuidor y de este a las bujías, flojos, cortados o comunicados entre si.

  • Solución: Si cualquiera de los cables está flojo, cortado, o simplemente fuera de su alojamiento, hay que proceder a su ubicación adecuada o a su reposición.

    Lo mas frecuente es que exista comunicación entre dos o varios cables, o de cualquiera de ellos a masa. También es muy corriente que se establezcan fugas a masa a través de los capuchones de goma usados como guarda bujías.

    En todo caso conviene poner cables nuevos y eliminar los capuchones de goma, que son fuente inagotable de averías de este tipo.

     

 

  • Causa.-

No llega gasolina al Carburador.

 

  • Solución: Comprobar que tengamos suficiente gasolina en el depósito.

A continuación, soltar el tubo de gasolina que llega a la bomba, colocando un recipiente adecuado en su extremo y verificar que salga gasolina por el mismo. Si no existiera una obstrucción, la gasolina debería fluir por efecto de gravedad, al estar el depósito en posición más elevada. De estar obstruido, habrá que revisar el conducto de gasolina, desde el depósito hasta la bomba, que es metálico y pudiera estar aplastado como consecuencia de un golpe o roce de los bajos.

Si la gasolina llega a la bomba, pero al accionar el arranque, no llega al carburador, es prácticamente seguro que tengamos averiada la bomba de gasolina. Por lo general, se perfora la membrana interior de la bomba, imposibilitando que realice su función. A observar que en estos casos, lo habitual es que se pase la gasolina al Cárter, a través del pistón de empuje de la bomba, con elevado riesgo de explosión en el mismo, ante lo cual debemos sustituir inmediatamente el aceite de motor.

 

  • Causa.-

Nivel de gasolina en el carburador muy bajo o muy alto.

  • Solución: Si el nivel es bajo el combustible no llega en cantidad suficiente para el arranque del motor. La solución de emergencia estriba en tirar del mando de aire a fondo, provocando una succión mas enérgica de combustible.

  • Si por el contrario el nivel de gasolina es muy alto, al parar el coche el combustible se desborda, inundando el colector de admisión o los cilindros, ahogando el motor, cosa que impedirá el arranque posterior. La solución de emergencia estriba en realizar la operación de arranque con el acelerador a fondo.

    En la primera ocasión hay que restablecer el nivel de gasolina a su posición correcta como se detalla en la sección de carburación.

  • Causa.- Gasolina defectuosa.

    Solución: Las gasolinas actuales, debido a su composición, es frecuente que tras permanecer en el depósito periodos largos de tiempo, se deteriore, provocando que le motor no arranque, lo haga sin fuerza o con un régimen de funcionamiento irregular. Antes de nada, desmontar el conducto de entrada de gasolina a la con un manguito nuevo, intercalar una botella de gasolina nueva. En caso de solucionarse la avería, se deberá vaciar el depósito y tubería de la gasolina adulterada y rellenar con nueva.

  • Causa.- Falta de compresión.

Solución: Si nos encontramos ante un motor con mucho desgaste, el valor de compresión en los cilindros, puede ser demasiado bajo, costando arrancar o incluso, siendo imposible el hacerlo. La única forma de diagnosticar esta avería es usando un compresímetro, posiblemente no al alcance de cualquier aficionado, pero en un taller mecánico, es una prueba sencilla y rápida de realizar. La solución ante un problema grave de compresión, no admite otra que no sea desmontar el motor y rehacerlo, sustituyendo los elementos desgastados y rectificando, las partes móviles del mismo que lo precisen.